"Por lo general se admite que la intuición, la percepción rápida y acaso la imitación se dan de modo más acusado en la mujer que en el hombre; pero algunas, cuando menos, de dichas facultades son atributo de razas inferiores, y por consiguiente de un estado de un estadio anterior e inferior de civilización.
La diferencia fundamental entre las facultades intelectuales de ambos sexos resulta sobradamente probada por los resultados obtenidos, siempre superiores en el hombre que en la mujer, sea cual sea la dedicación de que se trate, ya se requiera sagacidad, razón, imaginación o el mero uso de los sentidos y las manos".