Artículos

Filtro
  • ¿QUÉ SON LOS SENTIMIENTOS?

    A pesar de lo que algunos opinan los sentimientos y la razón no son contrarios. Lejos de excluirse, interactúan en todo lo que hacemos. Son socios en la actividad de la mente; a veces colaboran de buen grado, otras veces están irremediablemente enemistados, pero el caso es que no pueden separarse. Sin el sentimiento, la razón tiene un problema, pues son los sentimientos los que le dicen al pensamiento por dónde van los tiros. Sin el soporte emocional, el pensamiento no puede moverse.
    Los sentimientos son el adhesivo que nos mantiene unidos. Por lo tanto, lo son todo menos superfluos. Tampoco son per se perjudiciales, engorrosos, primitivos ni nos apartan de lo verdadero o esencial, como muchos filósofos han querido convencer a sí mismos y a los demás. Es cierto que los sentimientos se nos pueden “subir a la cabeza” y que si actúan con una vehemencia excesiva pueden perturbar el pensamiento. Cuando me siento víctima de una ataque, me quedo como bloqueado, y los argumentos sólo se me ocurren a toro pasado, una vez que me he calmado y ya no me sirven. En la escuela, cuando me encontraba junto a mi gran amor, nunca se me ocurrían ideas brillantes y me quedaba como un pasmarote. Pero, aunque a veces desearíamos librarnos de ellos, una vida sin sentimientos sería una catástrofe. Todavía más triste que estar “poseído” por la alegría, “montar” en cólera y ser “carcomidos” por los celos sería no llegar a degustar todos estos fascinantes elixires de la existencia. Sin emociones, caemos en la apatía más estúpida. Una persona sin sentimientos sería digna de lástima, ya que sería completamente incapaz de actuar y no sabría qué debe pensar; sus neuronas no tendrían ningún motor ni ningún espíritu. Aún la decisión de ser totalmente racional, de desatender a los sentimientos, es una decisión del sentimiento. Las ideas siempre están teñidas de sentimientos: tenemos ocurrencias divertidas, imaginaciones angustiantes, atisbos fulminantes, pensamientos chocantes, ideas románticas y concepciones frías.

La historia hace a los hombres sabios; la poesía, ingeniosos; las matemáticas, sutiles; la filosofia natural, profundos; la moral, graves; la lógica y la retórica, hábiles para la lucha

Autor: Francis Bacon

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 173 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto