MEDIO AMBIENTE Y SOSTENIBILIDAD

1. LOS PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES


Como el resto de los seres vivos, los seres humanos formamos parte de la naturaleza y estamos sometidos a sus leyes, pero a diferencia del resto de seres vivos, nosotros mantenemos una relación especial con la naturaleza, de dominio y de obediencia al mismo tiempo.
Es cierto que nuestro cuerpo no está preparado naturalmente para correr a cien kilómetros por hora ni tenemos alas para volar, y tampoco sabemos provocar la lluvia cuando necesitamos agua; sin embargo, hemos inventado aviones para poder volar, coches con los que viajar velozmente y hemos construido embalses para disponer de reservas de agua y para generar electricidad. Es decir, aquello que nos falta por naturaleza, lo suplimos por medio de nuestro progreso tecnológico.
Dicho progreso se fundamenta en la modificación de las condiciones del medio natural. Pero esa modificación, en ocasiones, conlleva riesgos para el medioambiente y para la vida del ser humano. Entre esos riesgos podemos citar los siguientes.

1.1. EL CAMBIO CLIMÁTICO.


La Tierra ha estado siempre en permanente cambio climático; glaciaciones y cataclismo son fenómenos naturales que lo demuestran. Pero, en la actualidad, la actividad industrial del ser humano parece que está acelerando ese cambio natural, además de contaminando el aire, el agua y el suelo.
Grandes cantidades de gases contaminantes se lanzan a la atmósfera, y algunos de ellos pueden provocar la disminución de la capa de ozono, la cual nos protege de la radiación solar y mantiene estable la temperatura en la Tierra dentro de los márgenes necesarios para la vida.
Cuando la temperatura terrestre aumenta, el agua almacenada en los polos en forma de hielo se funde y sube el nivel del mar, con lo que desaparecen costas y ecosistemas, y disminuyen las reservas de agua potable; además, determinadas zonas del planeta acaban convirtiéndose en desiertos.
Este es el resultado del “efecto invernadero”, una modificación acelerada por la contaminación.

1.2. LAS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO (GEI).


Este problema consiste en la emisión de gases a la atmósfera, tanto natural como artificial, producidos principalmente por las industrias. La atmósfera terrestre es muy transparente para la luz visible y produce un efecto en la superficie terrestre semejante al producido por una capa o techo de cristal en un invernadero. La luz solar llega hasta el suelo, calentándolo y provocando ondas caloríficas que son absorbidas en gran parte por el “techo” del invernadero y, en el caso de la Tierra, por su atmósfera. Aunque es un fenómeno natural, cuando se produce una descompensación entre la cantidad de energía emitida y la absorbida se produce un exceso de calentamiento, aumentando las temperaturas y provocando alteraciones en el clima.
Los gases que contribuyen a este calentamiento global de la atmósfera son: el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el gas natural, los óxidos de nitrógeno, el ozono y los gases clorofluorcarbonos, siendo el efecto de cada uno de ellos más potentes que otros.
La evolución experimentada por las emisiones es un crecimiento constante y alarmante y contribuyen notablemente las industrias termoeléctricas, cerámicas, químicas que emiten gases a la atmósfera.

1.3. LA DESTRUCCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD.


biodiversidadSi las condiciones de la Tierra cambian, la vida que hay en ella también se ve afectada. La mala gestión de la actividad industrial y económica del ser humano está alterando el equilibrio natural en muchas zonas de nuestro planeta.
Con la pérdida de los bosques y la contaminación de las aguas y de los suelos, muchas especies desaparecen y otras ven peligrar su fuente de alimentación, por lo que también terminarán extinguiéndose.

1.4. AGOTAMIENTO DE LOS RECURSOS NATURALES.


Los sistemas de calefacción alimentados por gas y por petróleo nos protegen del frío y esos mismos combustibles fósiles propulsan nuestros medios de transporte, pero estamos consumiendo a gran velocidad dichos recursos naturales y dentro de pocas décadas se agotarán sus reservas. Además, esos combustibles emiten muchos gases contaminantes a la atmósfera.
Hemos construido contrales nucleares para generar electricidad de fuentes más abundantes, pero sus residuos son radiactivos y, por tanto, peligrosos.

1.5. LA CALIDAD DEL AIRE URBANO.


Es otro de los problemas del medio ambiente que afectan a numerosas ciudades del planeta. El intenso tráfico de vehículos emite partículas contaminantes de óxido de nitrógeno que constituyen un grave problema de salud medioambiental. Esta “capa” o “boina” de aire contaminado se desplaza a otros lugares por efecto de los vientos, haciendo extensible el problema, no solamente a las grandes ciudades, sino a zonas aledañas.
Algunas ciudades ponen en vigor medidas urgentes para paliar este grave problema, siendo algunas de ellas la restricción del tráfico en determinados días o lugares de la ciudad, el fomento del uso del transporte público, la reducción de la velocidad de los vehículos en las carreteras, aumento del número de calles peatonales, medidores de zonas de concentración de la contaminación, fomento del uso compartido de vehículos, subvenciones económicas a la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos, fomento del uso de la bicicleta.

1.6. LA CALIDAD DE LAS AGUAS.


aguaEl deterioro de la calidad del agua es un motivo de preocupación para la humanidad. El crecimiento progresivo de la población mundial, la expansión de las industrias y los efectos del cambio climático están alterando el ciclo natural hidrológico. El problema de la pérdida de calidad del agua radica en la denominada autrofización, proceso que consiste en el aumento de los niveles de nutrientes (fósforo y nitrógeno) que afecta a los usos del agua. El origen de este aporte de nutrientes se encuentra en las aguas residuales domésticas, en los vertidos industriales y en los riegos agrícolas que han usado algún tipo de plaguicidas o herbicidas. También contribuye a ello los incendios forestales y la combustión de combustibles fósiles. Estos efectos se notan especialmente en los acuíferos, lagos y pantanos, lugares a los que se vierten directa o indirectamente residuos humanos y animales procedentes de la utilización de fertilizantes en zonas agrícolas.

 

 

1.7. LOS RESIDUOS.


residuosConstituyen uno de los problemas más graves en la contaminación del planeta. Además, provocan altísimos costes económicos y un gran impacto medioambiental. Gestionar adecuadamente los residuos es un indicador de sostenibilidad del desarrollo social y económico de todas las sociedades a nivel nacional e internacional.
La generación de residuos pone de relieve la contradicción existente en nuestra sociedad entre la preocupación por la defensa del medio ambiente y el fomento de la producción y el consumo, elementos que, a su vez amenazan la sostenibilidad.
Existen numerosos tipos de residuos, entre ellos los biorresiduos, los envases, los neumáticos, los vehículos achatarrados, los escombros, los aceites industriales, los lodos de las depuradoras, los aparatos eléctricos y electrónicos, las pilas y baterías, los residuos mineros, los residuos sanitarios, los residuos nucleares, entre otros.
El reciclado es una de las medidas propuestas para evitar la contaminación del planeta. Se realizan a través de instalaciones de tratamiento de residuos de todo tipo. Otras instalaciones son los ecoparques, espacios dedicados a la recepción de electrodomésticos en desuso, aparatos eléctricos y electrónicos, muebles, juguetes, escombros, aceites usados, etc. Los municipios disponen de este tipo de servicios.
Existen también entidades denominadas “Sistemas integrados de gestión (SIG)” sin ánimo de lucro cuya misión es la de garantizar que los residuos sean gestionados de acuerdo con la normativa medioambiental, siguiendo la cadena de productores, consumidores, recogida y transporte, instalaciones de tratamiento y empresas recicladoras.


2. LA ÉTICA ECOLÓGICA.


2.1. NECESIDAD DE UNA ÉTICA ECOLÓGICA.


Ante la magnitud y la gravedad de los problemas derivados del progreso incontrolado, a la humanidad le urge tomar medidas para atajarlos, reduciendo así el riesgo de que se produzca una grave crisis ecológica.
Para acometer dicha tarea, no bastan solo medidas económicas y políticas eficaces, sino que también es necesario poner en marcha una conciencia ecológica a la que se sume la ciudadanía, las instituciones, los gobiernos y las empresas, que ha de consistir en valorar positivamente el respeto al medioambiente y vincular la idea de progreso al bienestar de la humanidad presente y futura.
La formación de esa conciencia ecológica corre a cargo de una parte especializada de la ética, de reciente aparición, llamada “ética ecológica”, cuya finalidad consiste en la elaboración de una serie de principios que regulen la convivencia del ser humanos con su entorno ecológico; es decir, conseguir la armonía entre el progreso social y tecnológico del ser humano y la naturaleza.
Para ello, debemos defender la riqueza y diversidad de todas las formas de vida existentes en el planeta, evitando su extinción; tenemos que minimizar la contaminación de las aguas y los suelos, y hemos de rebajar el consumo de combustibles fósiles, fomentando un desarrollo sostenible. Pero también debemos comprometernos con el fin de las “diferencias Norte-Sur”.

2.2. LAS DIFERENCIAS NORTE-SUR.


La pobreza es la carencia de recursos materiales necesarios para tener una vida digna. Así, pobre no solo es aquella persona que pasa hambre, sino también quien carece de una vivienda con unas condiciones mínimas de habitabilidad, el que no puede comprar medicinas o tener acceso a la sanidad, quienes no disponen de un salario digno ni de acceso a la educación.
La pobreza no es exclusiva de los individuos, sino también de las sociedades. De esta forma, cabe hablar de países pobres o subdesarrollados: los países del Tercer Mundo.
Los países pobres, en muchos casos pese a sus recursos naturales, acumulan un subdesarrollo tecnológico, económico y social que mantiene a sus habitantes en condiciones de mera subsistencia, sufriendo hambre y epidemias, careciendo de infraestructuras básicas como carreteras, hospitales, electricidad, transportes y medios de comunicación, sin posibilidades de acceder a la educación y a la sanidad y, en general, sometidos a gobiernos que no son democráticos.
Las consecuencias de la pobreza no solo las sufren personas que viven en países subdesarrollados, pues también hay pobres en los países ricos: personas que no disfrutan de los mismos derechos ni de las mismas posibilidades que los demás ciudadanos y ciudadanas. La mayoría de ellas pertenece a minorías sociales, grupos de inmigrantes, marginados por su raza o por su cultura o son personas sin empleo.

2.3. EL DESARROLLO SOSTENIBLE.


El estudioso inglés Robert Malthus (1766-1834) consideraba que existe “la tendencia constante de todos los seres vivos a multiplicarse más rápidamente de lo que permite la cantidad de alimento de que disponen”.
Por ello, según Malthus, la tendencia hacia la superpoblación humana es imparable, pero los recursos de la Tierra son limitados y, además, esa superpoblación trae consigo inmediatamente el aumento de la contaminación ambiental.
El desarrollo sostenible es un modelo de crecimiento económico y social que trata de equilibrar el consumo de los recursos naturales y el nivel de contaminación ambiental para garantizar el bienestar de la población.
Este modelo de crecimiento impulsa el uso de tecnologías que se abastezcan de energías limpias, la creación de empresas que utilicen ecológicamente los recursos naturales en su producción y, en general, el respeto al medioambiente racionalizando el uso de los recursos energéticos.
El desarrollo sostenible es también un compromiso de la ética ecológica que podemos adoptar de manera personal cuando, por ejemplo, evitamos dejar el grifo del agua abierto más de lo necesario, cuando apagamos las luces en casa y en el trabajo si ya no las utilizamos, cuando reciclamos la basura...

2.4. LOS NUEVOS CONCEPTOS ECOLÓGICOS.


Sostenibilidad.
Consiste en garantizar las condiciones adecuadas para la subsistencia y desarrollo de los sistemas biológicos. Un ecosistema es sostenible cuando alcanza un equilibrio entre los diversos recursos de su entorno durante el transcurso del tiempo. Ello exige que los recursos se exploten o se utilicen por debajo del límite de su renovación natural.
En el plano humano, la sostenibilidad hace referencia a satisfacer las necesidades de la actual generación, sin sacrificar o agotar los recursos que puedan necesitar las futuras generaciones del planeta. La acción humana sobre el medio ambiente es determinante para que se garantice la sostenibilidad.
Sostenibilidad ambiental.
Es la capacidad para preservar los sistemas biológicos y la diversidad a lo largo del tiempo. Exige el cuidado del medio ambiente.
Sostenibilidad económica.
Es la capacidad de generar riqueza de modo moderado y equitativo, estableciendo un equilibrio entre la producción y el consumo, y que evite o solucione los problemas económicos.
Sostenibilidad política.
Consiste en la redistribución del poder político y económico en un marco de garantías para el respeto a los derechos humanos, fomentando las relaciones solidarias entre las sociedades y países para mejorar la calidad de vida.
Sostenibilidad social.
Consiste en la adopción de valores que se concreten en comportamiento de respeto a la naturaleza, a la educación en la preservación del medioambiente, y en la concienciación social de la necesidad de mantener un nivel de vida respetuoso con la dignidad humana.


3. EL PROTOCOLO DE KIOTO.


3.1 DEFINICIÓN


El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un protocolo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), y los otros tres son gases industriales fluorados: hidrofluorocarburos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de al menos un 5 %, dentro del periodo que va de 2008 a 2012, en comparación a las emisiones a 1990. Por ejemplo, si las emisiones de estos gases en 1990 alcanzaban el 100 %, para 2012 deberán de haberse reducido como mínimo al 95 %. Esto no significa que cada país deba reducir sus emisiones de gases regulados en un 5 % como mínimo, sino que este es un porcentaje a escala global y, por el contrario, cada país obligado por Kioto tiene sus propios porcentajes de emisión que debe disminuir la contaminación global.
El protocolo fue inicialmente adoptado el 11 de diciembre de 1997 en Kioto, Japón, pero no entró en vigor hasta el 16 de febrero de 2005. En noviembre de 2009, eran 187 estados los que ratificaron el protocolo: Estados Unidos, mayor emisor de gases de invernadero mundial, no ha ratificado el protocolo.
El instrumento se encuentra dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), suscrita en 1992 dentro de lo que se conoció como la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro. El protocolo vino a dar fuerza vinculante a lo que en ese entonces no pudo hacer la CMNUCC.

3.2. ANTECEDENTES.


El 11 de diciembre de 1997 los países industrializados se comprometieron, en Kioto, a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero. Los gobiernos signatarios de dichos países pactaron reducir en al menos un 5 % en promedio las emisiones contaminantes entre 2008 y 2012, tomando como referencia los niveles de 1990. El acuerdo entró en vigor el 16 de febrero de 2005, después de la ratificación por parte de Rusia el 18 de noviembre de 2004.
El objetivo principal es disminuir el cambio climático antropogénico cuya base es el incremento forzado del efecto invernadero. Según las cifras de la ONU, se prevé que la temperatura media de la superficie del planeta aumente entre 1,4 y 5,8 °C de aquí a 2100, a pesar que los inviernos son más fríos y violentos. Esto se conoce como calentamiento global. «Estos cambios repercutirán gravemente en el ecosistema y en nuestras economías», señala la Comisión Europea sobre Kioto.
Una cuestión a tener en cuenta con respecto a los compromisos en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es que la energía nuclear queda excluida de los mecanismos financieros de intercambio de tecnología y emisiones asociados al Protocolo de Kioto, pero es una de las formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en cada país. Así, el IPCC en su cuarto informe, recomienda la energía nuclear como una de las tecnologías clave para la mitigación del calentamiento global.

 

3.3. ENTRADA EN VIGOR.


Se estableció que el compromiso sería de obligatorio cumplimiento cuando lo ratificasen los países industrializados responsables de, al menos, un 55 % de las emisiones de CO2. Con la ratificación de Rusia en noviembre de 2004, después de conseguir que la UE pague la reconversión industrial, así como la modernización de sus instalaciones, en especial las petroleras, el protocolo ha entrado en vigor.
Además del cumplimiento que estos países han hecho en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero se promovió también la generación de un desarrollo sostenible, de tal forma que se utilice también energías no convencionales y así disminuya el calentamiento global.


4. NUESTRA APORTACIÓN

.
Desde nuestra perspectiva de ciudadanos y ciudadanas podemos realizar acciones y seguir algunas normas que ayudarán a evitar que las aguas que usemos pierdan calidad. También podemos hacer otras acciones de sostenibilidad. Aquí tienes algunas:
*No tires residuos en la playa ni en la montaña. Recoge los desperdicios y deposítalos en lugares habilitados para ello.
*Recoge los excrementos de tu mascota, no los dejes en el suelo, las aguas pluviales pueden contaminar las aguas subterráneas.
*Reduce, en la medida de lo posible el consumo de agua en tu casa.
*Ir en bicicleta también será excelente para desplazarse sin contaminar el aire.
*Caminar es una manera muy saludable de desplazarse entre lugares de corta distancia.
*Evita generar numerosos desperdicios o residuos, recicla materiales en la medida de lo posible.
*Reduce tu consumo de electricidad.
*Plantar árboles en lugares adecuados y permitidos contribuye a compensar los efectos de la contaminación del aire.
*Utiliza productos químicos que sean menos agresivos con el medio ambiente.
*No tires medicamentos ni productos tóxicos por el desagüe.

5. ACTIVIDADES.


1. Define los siguientes términos: protocolo de Kioto, sostenibilidad, efecto invernadero, ética ecológica, ecoparques, SIG.
2. En grupo realizaremos un informe con imágenes y datos que muestren algunos problemas medioambientales provocados por el avance tecnológico e industrial.
3. En grupo investigaremos sobre los usos de la energía nuclear (militar, científico, médico...), señalando sus ventajas y sus inconvenientes. Haremos lo mismo con las llamadas “energías renovables o limpias”.
4. Ahora pensaremos y debatiremos:
¿Cómo afecta tu ropa al medio ambiente y a las personas?
Sobreexplotación de materias primas:
El holandés Arjen Hoekstra ( padre del concepto de huella hídrica) estima que para fabricar una camiseta de algodón de 250 gr se usan unos 2.900 litros de agua, unos pantalones vaqueros de 1 kg, 11.800 litros y un bastoncillo de algodón 4 litros. Son solo ejemplos, pero su excesiva producción y consumo suponen vertidos y toneladas de residuos. (España, por ejemplo, genera de 8 a 10 kgs por persona al año).
Toxicidad:
Los tintes sintéticos usan elementos muy tóxicos. Usan metales pesados tóxicos: Plomo, Niquel, Cromo VI (muy tóxico y un conocido cancerígeno humano), Arilaminas (muchas aminas provocan cáncer), PFC y Biocidas (bioacumulativos y tóxicos), Ftalatos(se usan en PVC como base para estampar, pueden alterar el desarrollo humano y los procesos reproductivos), etc.
Además, cuando lavamos las prendas estas sustancias se liberan al medio ambiente y también cuando nos deshacemos de ellas y terminan en vertederos, o en el mismo momento de fabricación, cuando las fábricas vierten los deshechos en la naturaleza.
Uso de combustibles:
Cuando consumimos productos importados de países lejanos, la huella de carbono aumenta debido al combustible empleado en el transporte.
Explotación laboral:
Muchas marcas famosas producen en países en desarrollo. En ocasiones, pueden generar un impacto social negativo. En algunos países pueden ser habituales las jornadas de más de 60 horas semanales por bajos salarios, condiciones de poca seguridad, salubridad e incluso trabajo infantil.
¿Soluciones para una moda sostenible?
El material mejor valorado (según la organización MADE-BY): Con categoría A serían las fibras más respetuosas con el medio ambiente: el algodón reciclado, nailon y poliéster reciclado, el cáñamo y lino de agricultura ecológica. Con la B, el algodón de agricultura ecológica o allyocell(una nueva fibra elaborada a partir de celulosa). Desde Textile Exchange, se dice que es el algodón ecológico y de comercio justo.
Otros materiales sostenibles son: las fibras poco habituales como el cáñamo, el material reciclado como plásticos, cauchos o algodón y los tintes de la naturaleza como la arcilla, flores, componentes de origen vegetal, diferentes tonalidades del algodón orgánico (marrones, verdes, blancos), etc.
5. Seguimos pensando: Salvar el Amazonas.
El Amazonas es la cuenca fluvial más grande del mundo, un ecosistema de selva tropical de más de siete millones de kilómetros cuadrados. Es la reserva biológica con mayor biodiversidad del planeta. Sus árboles son los grandes procesadores de dióxido de carbono y generadores de oxígeno; es decir, hacen de pulmón del planeta.
Pero los bosques amazónicos están sufriendo una explotación incontrolada: empresas madereras, agricultores, ganaderos e incluso narcotraficantes están talando enormes extensiones de árboles a un ritmo muy rápido y casi siempre de manera ilegal. Las empresas multinacionales ven en el Amazonas una fuente de ingresos fácil, abundante, con bajo coste e inmediata.
Las tribus indígenas que allí viven, las asociaciones ecologistas y muchos músicos famosos encabezan las protestas contra esta práctica abusiva e ilegal de tala de árboles. “Necesitamos salvar este bosque”, dijo Sting en la BBC. “La deforestación es la mayor contribución a los gases con efecto invernadero, mucho más allá de la polución industrial, mucho más allá que el uso de combustibles fósiles para el transporte o para la calefacción”, añadió.
El gobierno brasileño sabe de la importancia del Amazonas y por eso persigue a quienes cometen delitos medioambientales. Pero, a la vez que intenta proteger el Amazonas, también lo destruye, porque está construyendo una gran presa hidroeléctrica (la presa de Belo Monte) que se pretende que solucione los problemas energéticos de la nación, así como una red de carreteras que impulse el progreso económico del país. Lo llaman “Programa de aceleración del crecimiento”.
¿Qué harías si fueras miembro del gobierno de Brasil y estuviera en tu mano el destino del proyecto de construcción de la presa de Belo Monte? Argumenta tu respuesta teniendo en cuenta los intereses de los ciudadanos brasileños, que tienen derecho tanto a que se respete su entorno ecológico como a incrementar su nivel económico y a mejorar su bienestar.


( AA.VV. Valores éticos Eso 3. Editorial Anaya. Madrid. 2015.)(AA.VV. Valores éticos 3 eso. Editorial Ecir. Valencia 2015.)(Wikipedia.)(Vicenta LLorca Darias)

pdf

La filosofía triunfa con facilidad sobre las desventuras pasadas y futuras, pero las desventuras presentes triunfan sobre la filosofía.

Autor: François De La Rochefoucauld

Área privada

Hay 189 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto