COMO HACER UN COMENTARIO DE TEXTO

Para elaborar de forma eficaz un comentario de texto, hay que tener en cuenta una serie de normas y unos pasos fundamentales para desarrollarlo.

1. NORMAS ORIENTADORAS

Los dos errores más corrientes cuando se hace por primera vez comentarios de textos es convertirlos en una paráfrasis o en un pretexto, es decir, repetir con otras palabras lo que ya dice el texto o hablar de otra cosa que tiene poco que ver con el texto.
Un tercer error es entretenerse excesivamente en la comprensión del texto, de modo que esa tarea agote todo el contenido del comentario. Eso sucede cuando, por ejemplo, empezamos a analizar el vocabulario, la obra del autor o autora, el contexto (social, cultural....), los posibles temas relacionados con el tema planteado por el texto...
El objetivo fundamental de un comentario es intentar establecer un diálogo con el autor o autora del texto, y ese es, en definitiva, el objetivo de cualquier lectura. Y obedece, además al hecho de que el pensamiento en general es un constante diálogo con otros interlocutores y con uno mismo como lector. A veces, el texto escrito puede hacernos pensar que no es posible el diálogo pues el autor o autora no están presentes. Hay que insistir en potenciar el sentido dialógico de la lectura.
Una persona (en este caso, el autor o la autora del texto) nos dice algo sobre un tema; eso provoca en nosotros y nosotras un cierto interés que nos lleva a plantearnos alguna pregunta nueva, o quizá simplemente hace que estemos de acuerdo o en desacuerdo con ese punto de vista. Aclarar esa pregunta, plantear otras nuevas, argumentar el grado de acuerdo o desacuerdo, añadir nuevos datos o enfoques sobre ese tema..., esas son las actividades que constituyen propiamente un comentario de texto. Dialogar con el texto es, por consiguiente, tanto el punto de partida como el punto de llagada de un comentario de texto; la comprensión de este es algo que se va produciendo a lo largo del diálogo. Y ese diálogo está encaminado a una apropiación personal y significativa del texto: un texto deja de ser propiedad de su autor y pasa a serlo de quien lo lee y, por leerlo, lo interpreta y se lo apropia.


(AA. VV. Filosofía 1 bachillerato. Editorial SM Savia. Madrid. 2015)

La filosofía responde a la necesidad de hacernos una concepción unitaria y total del mundo y de la vida.

Autor: Miguel Unamuno

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 277 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto