UN CASO PRÁCTICO PARA EL TEMA DE LA NATURALEZA Y LA CULTURA.

BOKUDEN Y SUS TRES HIJOS.

Si entendemos que lo natural es lo innato en el ser humano, lo cultural, por el contrario, es lo aprendido por medio de la educación. La función de la educación consiste, por tanto, en convertir nuestras aptitudes naturales en hábitos, saberes y competencias con los que vivir en sociedad.
Por ello, podríamos decir que la educación proporciona al individuo una especie de “segunda naturaleza”, cuyo código de base no es el de los genes, sino el de una herencia cultural.
Pasemos al cuento:

“Bokuden, gran maestro de sable, recibió un día la visita de un colega. Con el fin de presentar a sus tres hijos a su amigo y mostrar el nivel que habían alcanzado siguiendo sus enseñanzas, Bokuden preparó una pequeña estratagema: colocó un jarro lleno de agua sobre el borde de una puerta deslizante de manera que cayera sobre la cabeza de aquel que entrara en la habitación. Tranquilamente sentado con su amigo, ambos frente a la puerta, Bokuden llamó a su hijo mayor. Cuando este se encontró delante de la puerta, se detuvo en seco. Después de haberla entreabierto, cogió el jarro antes de entrar. Entró, cerró detrás de él, volvió a colocar el jarro sobre el borde de la puerta y saludó a los dos Maestros.
-Este es mi hijo mayor-dijo Bokuden sonriendo-, ya ha alcanzado un buen nivel y va camino de convertirse en maestro.
A continuación, llamó a su segundo hijo. Este deslizó la puerta y comenzó a entrar. Esquivando por los pelos el jarro, que estuvo a punto de caerle sobre la cabeza, consiguió atraparlo al vuelo.
-Este es mi segundo hijo-explicó al invitado-, aún queda un largo camino que recorrer.
El tercero entró precipitadamente y el jarro le cayó pesadamente sobre el cuello, pero antes de que tocara el suelo, desenvainó su sable y lo partió en dos.
-Y este-respondió el Maestro- es mi hijo menor. Es la vergüenza de la familia, pero aún es joven.
Pasemos ahora a reflexionar sobre el cuento:

(Sánchez Meca D. y Mateu Alonso J.D. Filosofía Bachillerato 1. Editorial Anaya. Madrid. 2015.

Un poco de filosofía inclina la mente del hombre al ateísmo; pero profundizar en la filosofía la conduce a la religión

Autor: Francis Bacon

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 261 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto