INFLUENCIA Y ACTUALIDAD DEL PENSAMIENTO DE NIETZSCHE

 

 Más allá de su valor como filósofo, Nietzsche es un extraordinario escritor, un magnífico prosista y un gran dominador de los recursos expresivos del alemán. Esto, justamente, puede provocar la sensación de que se ha entendido fácilmente, habiendo lecho tan sólo una lectura superficial que atienda únicamente al sentido literal de las palabras. Nietzsche puede interpretarse de varias maneras, así que ha habido una serie de malentendidos y apropiaciones tergiversadoras. A título de ejemplo, hay quien ha presentado la doctrina del superhombre como un precedente filosófico de la ideología del nazismo, olvidando que Nietzsche elaboró este concepto mientras estaba en Italia huyendo de todo aquello que “pareciera” alemán. En su libro autobiográfico “Ecce homo” escribe: “Yo soy un aristócrata polaco pour sang, a quien ni una sola gota de mala sangre se le ha mezclado, y menos que ninguna otra, sangre alemana”. Sólo un gran olvido puede hacer pensar en Nietzsche como un ideólogo del nacionalsocialismo.

 La muerte de Nietzsche coincide con el inicio del espectacular eco e importancia que irá ganando a lo largo del siglo XX, no sólo en la filosofía, sino también en la literatura y el arte en general. Thomas Mann, André Gide, Albert Camus, Jean-Paul Sartre o los autores de la generación del 98 son deudores de la obra singular de este autor alemán. En el campo estrictamente filosófico, la filosofía de Nietzsche, centrada en el concepto de vida, dará lugar a varias corrientes del vitalismo: W. Dilthey (1833-1911), H. Bergson (1859-1941) o J. Ortega y Gasset (1883-1955) también ha recibido la influencia nitzscheana. Es necesario destacar especialmente la lectura que ha hecho M. Heidegger (1889-1976), para quien Nietzsche es el segundo fundador de la historia de la filosofía: Platón habría sido el primero y habría entendido la filosofía como metafísica de las ideas, mientras que Nietzsche la habría entendido como metafísica de la vida. Dejando de lado la corrección de esta interpretación, el pensamiento iniciado por Heidegger se ha concretado  recientemente en la filosofía posmoderna, que resalta algunos de los aspectos más característicos del pensamiento nietzscheano (ateísmo, perspectivismo, diversidad cultural, pluralismo ético y estético,etc).

 La filosofía de Nietzsche también ha sido objeto de numerosas valoraciones más o menos negativas. Así, desde sectores marxistas se ha señalado que la crítica nietzscheana a los valores morales llevaría al dominio social y político de los más poderosos (económicamente) y daría lugar a una sociedad injusta y desigual. Entre las filas del cristianismo, ha habido también muchos ataques al anuncio de Nietzsche de la muerte de Dios. Finalmente, desde perspectivas kantianas, se ha indicado que, la exaltación de la libertad y de la capacidad de crear nuevos valores no es más que la renuncia a la razón como rectora de la vida y que expresa el abandono a los instintos más primitivos que todavía habitan en el ser humano.

La Filosofía tiene por objeto la enseñanza de la virtud, el deber y la vida recta.

Autor: Marco Tulio Cicerón

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 337 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto