DEFINICIONES DE JUSTICIA

El concepto de justicia tiene diferentes sentidos. La justicia es un poder del Estado- el poder judicial- y está impartido por unas instituciones y órganos; también se habla de justicia cuando se actúa conforme a la legalidad vigente; la justicia es también una propiedad que se atribuye a las personas y que tiene un valor moral.
La concepción más extendida de justicia es la de igualdad entre todos los individuos de una sociedad, lo que se denomina justicia como equidad. La equidad consiste en reequilibrar las diferencias existentes y puede alcanzarse por medios diferentes: mediante la justicia reparadora y la justicia distributiva.
¿Cuándo es justo un orden social?
Cuando regula la conducta de los seres humanos de una manera tal que a todos y todas satisface y a todos y todas permite alcanzar la felicidad. Cada sociedad se organiza socialmente de una forma diferente. Hay sociedades injustas, como la feudal o la del Antiguo Egipto, pero la cuestión consiste en averiguar cuándo es justa una sociedad.
La sociedad justa es aquella en la que se da a cada individuo lo que le corresponde por derecho y en la que no existen privilegios ni discriminaciones. Lo importante consiste, por tanto, en determina los criterios que garanticen la igualdad entre los miembros de una sociedad.
En un orden social dado, la justicia como equidad se entiende en dos sentidos:
*Justicia reparadora o conmutativa. Se entiende por “ser justo” dar a cada uno aquello que se merece a partir de lo que ha realizado. La equidad en este caso cosiste en establecer el mismo criterio para todos. Cuando se realiza un trabajo existen criterios por los que dicha actividad se traduce en un salario. Del mismo modo, hay unos criterios por los que acciones como robar suponen una pena de prisión. La justicia reparadora consiste en otorgar aquello que ha sido fijado por realizar un trabajo o en hacer cumplir el castigo fijado para un delito.
*Justicia distributiva. En este caso “ser justo” tiene que ver con la distribución de los recursos comunes para equilibrar, en la medida de lo posible, las desigualdades. Ser justo es disminuir las injusticias materiales y sociales, se refiere a los casos que siendo iguales, presentan alguna circunstancia distinta; en ellas los derechos y los deberes deben exigirse en función de dicha circunstancia. Se impartirá justicia cuando en circunstancias semejantes, dos personas reciben el mismo trato. Una sociedad puede considerar necesario ofrecer unos privilegios a las personas más desfavorecidas económicamente, por ejemplo, mientras que tales privilegios no serán reconocidos a las personas con un mayor poder adquisitivo.
Para John Rawls, la justicia social consiste en promover la igualdad de oportunidades de todos los miembros de la sociedad. También es aquella en que se reparten de forma desigual los bienes básicos, para beneficiar a los que se encuentran en peores condiciones físicas.
Aunque es tentador suponer que la sociedad justa trata de forma igual a toda la ciudadanía, esta solución es inválida por tres razones:

  • _No todas las personas son capaces de desempeñar las mismas responsabilidades.
  • _Las necesidades de cada individuo son, asimismo, diversas.
  • _Los recursos de las sociedades son limitados y esto hace que el fomento de la igualdad por parte de la sociedad tenga unos límites materiales insalvables.

(Corcho Orrit. R. y Corcho Asenjo. A. Filosofía y Ciudadanía. Editorial Bruño. Madrid. 2008)

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Buda (563 AC-486 AC) Fundador del budismo.

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 455 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto