¿SIEMPRE TIENE RAZÓN LA MAYORÍA?

   La humanidad, desde sus inicios, vio la necesidad de organizarse, de repartir los trabajos necesarios para la supervivencia y de fijar normas y maneras de comportarse que regulasen sus relaciones. Todo este entramado se conoce con el nombre de sociedad. La sociedad es, por tanto, de origen cultural (frente a la organización natural que tienen muchos otros seres, como los primates). A lo largo de la historia podemos encontrar distintos modelos de organización; esto es, muchos modelos de sociedad.

Los primeros seres humanos vivían en grupos muy reducidos (entre 30 y 40 personas) y se dedicaban a la caza y a la recolección. En estas sociedades la organización era muy sencilla: los hombres fuertes eran cazadores; las mujeres recolectaban y cuidaban de los hijos y de las hijas. Cuando había que tomar decisiones, lo hacían de forma asamblearia. Hace unos 20.000 años estas pequeñas sociedades pasaron a dedicarse a la ganadería (domesticación de animales) y a la agricultura (cultivo de la tierra). La nueva situación conllevó más estabilidad en la alimentación, diferencias económicas y sociedades más numerosas. Todo ello comportó la necesidad de una organización social más compleja y de un líder con mucho poder.

Alrededor del año 6.000 a. de C. se encuentran sociedades y grandes civilizaciones (la mesopotámica, la egipcia, la romana, la inca, la china, etc.) bien estructuradas, con un arte desarrollado, una escritura y una organización basada sobre todo en esquemas de concentración del poder en una sola persona y en un colectivo de funcionarios o sacerdotes. La justificación de este poder tiene raíces míticas y a menudo el emperador, rey o líder máximo se relaciona con alguna divinidad. El poder pertenecía a una minoría social.

Con el tiempo, algunas de estas culturas desarrollaron, a la vez, un modelo distinto basado en el poder fruto de un acuerdo entre la mayoría de las personas: la democracia; es decir, la “razón” depositada en los criterios de la mayoría de la población. En estos estados de derecho la autoridad está basada en la ley y el poder está limitado por la ley. Así, surge también el estado social de derecho. El Estado no sólo garantiza el respeto a las leyes sino que actúa para conseguir el bienestar de la ciudadanía y asegurar que se respete la igualdad. Se promueve la enseñanza pública, la sanidad, etc. El estado social de derecho se basa, pues, en el poder democrático, cuya base es la igualdad entre todas las personas y la libertad a partir de un acuerdo voluntario y libre.

El primer modelo de democracia se dio en Grecia en el siglo V. a. de C. Todos los ciudadanos (excepto las mujeres, los extranjeros y los esclavos) participaban en la vida política y en las decisiones de la polis.

URNALas democracias actuales son representativas, porque la ciudadanía delega su poder en unos representantes, que son los parlamentarios, los regidores y los alcaldes de los ayuntamientos. El modelo de poder en un sistema democrático no funciona solo en el gobierno político y municipal, sino también en cualquier otra institución: son espacios de poder fruto de unas elecciones entre los miembros de las mismas.

Hoy en día el respeto y el grado de aplicación del modelo democrático son muy variables. Se habla de democracia formal cuando en un país, aunque tenga una estructura democrática, no se aplica la democracia realmente (hay libertades inexistentes) y no se trata a todo el mundo de forma igualitaria.

Los críticos al sistema democrático arguyen que el poder en manos de la mayoría es un peligro porque quizás esta mayoría no sabe qué es lo mejor para la comunidad. También se argumenta que la democracia corre el riesgo de anular las opiniones minoritarias al denegarles un valor útil para la sociedad.

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. la ciencia no es nada más que un valor entre otros.

Autor: Edmund Husserl

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 289 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto