FORMAS DE EXPRESIÓN POLÍTICA: DERECHA E IZQUIERDA

  En los sistemas políticos democráticos se acostumbra a clasificar o definir las opciones de los partidos políticos con las palabras “derecha” e “izquierda”, y se habla de tendencias y partidos de derechas e izquierdas. También se citan posiciones de centro (compartirían determinados criterios y posiciones de derechas y de izquierdas al mismo tiempo) y se relacionan posiciones progresistas con las izquierdas y posturas conservadoras con las derechas.

  El origen de las palabras “derecha” e “izquierda” es totalmente casual. Se aplicó, por primera vez a la política en la Francia revolucionaria en la Asamblea Constituyente de 1792. Los diputados se hallaban divididos en dos grupos enfrentados: el de la Gironda, que se situó a la derecha del presidente, y el de la Montaña, que se situó a la izquierda. En el centro tomó asiento una masa indiferenciada a la que se designó como el Llano- o la Marisma-. La Montaña propugnaba un estado revolucionario, mientras que los girondinos deseaban restaurar la legalidad y el orden monárquico. De este modo, se produjo una identificación de la izquierda con la radicalización revolucionaria, y de la derecha con una actitud que pretendía mantener la situación tal como estaba, o sea, más conservadora.

Parlamento_UEDurante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, los partidos de derechas y de izquierdas tenían programas políticos y proyectos sociales muy distintos. Se podían separar claramente unos y otros en el diseño de las leyes, en la política de servicios sociales, en temas de justicia e igualdad. Por ejemplo, un partido de derechas de finales del siglo XIX y principios del XX no aceptaba que las mujeres votasen, o no dedicaba recursos a la educación para todos los ciudadanos, o, ya en el plano moral, no estaba de acuerdo con el divorcio o el aborto. En cambio, un partido de izquierdas defendía la enseñanza pública, el derecho al voto de todos los ciudadanos y ciudadanas y la jornada de ocho horas diarias para los trabajadores y trabajadoras.

Después de la II Guerra Mundial, y especialmente con el desarrollo económico de finales del siglo XX, la desaparición del bloque comunista en Europa, la globalización y las grandes mejoras sociales, las diferencias entre derechas e izquierdas en algunos temas empezaron a diluirse. En los países democráticos, actualmente, existe igualdad jurídica, igualdad de voto, unos servicios sociales y educativos mínimos y universales, libertades formales…; es decir, se han consolidado muchos elementos que separaban anteriormente los programas de los partidos de derechas de los de izquierdas.

¿Cuál es la diferencia actual entre izquierda y derecha? Según el pensador N. Bobbio hay una gran diferencia entre ambas opciones que justifica su existencia: es el concepto de igualdad; no la igualdad ante la ley o la política, sino la igualdad de las condiciones de vida de las personas. La izquierda tiene como objetivo político clave conseguir que toda la ciudadanía disponga de una condiciones de vida acordes con la dignidad de la persona: acceso a la educación y la cultura, una vivienda digna, cobertura de sanidad, jubilaciones justas, etc., acompañadas siempre del respeto hacia las libertades personales y sociales. Como las leyes de la economía tienden a favorecer a unos sectores sociales en detrimento de otros (el libre mercado desemboca en las desigualdades), la izquierda tiene que diseñar políticas sociales y económicas que corrijan esta realidad. En cambio, la derecha apoya la igualdad de oportunidades bajo las reglas del libre mercado y acepta como “normal” o “natural” las desigualdades entre los ciudadanos (aunque proponga “ayudas” para paliar parcialmente las diferencias). Si la derecha acepta la lógica de la desigualdad en la sociedad, la izquierda cree que su acción consiste precisamente en romper tal lógica. De ahí que la izquierda diseñe políticas que tienden a favorecer a los grupos sociales más débiles, partiendo del valor de la solidaridad tanto en políticas sociales en el propio país como en ayudas y otras políticas solidarias con países del tercer mundo.

Dentro de la división de derecha e izquierda pueden distinguirse cuatro tipos específicos:

            Extrema izquierda: Defienden que hay que sacrificar la libertad para conseguir la igualdad.

            Izquierda. Afirman que es posible conseguir una sociedad más igualitaria con la acción del Estado y al mismo tiempo con las libertades personales.

            Derecha: Defienden una sociedad con las libertades políticas y jurídicas, pero confían en la libre economía como instrumento para conseguir una sociedad igualitaria.

            Extrema derecha: Tienen posturas que limitan las libertades y no favorecen la igualdad social.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Buda (563 AC-486 AC) Fundador del budismo.

Compartir artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Área privada

Hay 262 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto