LA TEORÍA DE LA VERDAD COMO REDUNDANCIA DE RAMSEY Y AYER

  Según esta teoría, los predicados “verdadero” y “falso” son redundantes o superfluos y pueden eliminarse allí donde aparecen sin pérdida alguna de contenido o información.

El principal defensor de esta teoría es F. P. Ramsey, que la formula en 1927en su artículo “Facts and Propositions”. Según Ramsey, “no existe en realidad ningún problema particular de la verdad, sino sólo una confusión lingüística”. Así, cuando decimos que “es verdad que Kant nació en Königsberg”, de acuerdo con Ramsey resulta evidente que esta proposición es equivalente a –no contiene mayor información objetiva que- “Kant nació en Königsberg”: todo lo demás son recursos retóricos irrelevantes para el contenidote verdad de la proposición.

La dificultad se presenta en el caso de proposiciones del estilo a “Él tiene siempre razón”: aquí se afirma de forma indirecta que todo lo que él dice es “verdadero”, y este predicado es difícilmente eliminable, pues aparece implícito. Sin embargo, la proposición anterior se puede traducir de la siguiente manera: “Para todo p, si él afirma p, entonces p es verdadero”. En este caso vuelve a resultar evidente que “p es verdadero” es igual a p.

Alfred Ayer es partidario también de esta concepción: “en todas las proposiciones del estilo “p es verdadero” el giro “es verdadero” es lógicamente superfluo”. Cuando de una proposición se dice que es verdadera no se hace sino afirmarla, y se afirma su contrario cuando se dice que es falsa. De este modo, “verdadero” y “falso” no tienen significado especial alguno, sólo son signos para la afirmación y la negación. Es decir, concluyen Ramsey y Ayer, imbuidos por completo del espíritu originario de la filosofía analítica, que un correcto análisis del lenguaje resuelve el problema de la verdad y la verdad misma como un pseudoproblema lingüístico.

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto